Big Data

< Atrás

Los negocios del siglo XXI trabajan con una cantidad ingente de datos, estructurados y desestructurados. Poner en orden toda esta información y darle un sentido es el reto de la mayoría de administradores. El Big Data es la opción más efectiva para trata estos datos, ordenarlos y estudiarlos, de manera que se puedan sacar conclusiones efectivas para conseguir las mejores acciones comerciales.

¿Qué es el Big Data?

Se trata del conjunto de datos o combinaciones de conjuntos de datos con un volumen, variabilidad y velocidad de crecimiento que impiden su captura y procesamiento con herramientas convencionales, como las estadísticas o las bases de datos relacionales.

Cuando hablamos de este concepto nos referimos a conjuntos de datos que van desde los 50 terabytes a varios petabytes. Su naturaleza está siempre relacionada con las tecnologías modernas.

¿Por qué es importante?

El Big Data ofrece a muchas empresas un punto de referencia para que las empresas puedan saber cómo gestionar los datos que generan. También permite encontrar, incluso, respuestas a preguntas o problemas que en muchos casos ni siquiera saben que existen.

Esta recopilación de cantidades ingentes de datos permite analizarlos de manera que se detecten tendencias y áreas problemáticas rápida y eficazmente. Gracias a ello, las empresas consiguen ventajas importantes:

  • reducción de costes en el tratamiento y almacenaje de los datos
  • más rapidez de análisis de la información y, por lo tanto, una mejor toma de decisiones
  • la capacidad de medir los intereses y necesidades de los clientes. En consecuencia, las empresas tienen más posibilidades de crear productos para satisfacerlos.

En definitiva, el Big Data y el análisis de datos que proporciona hace que las empresas puedan usar toda esta información para identificar nuevas oportunidades de negocio, llevar a cabo movimientos más inteligentes y, por lo tanto, conseguir una mayor eficiencia y más éxito.