Neuromarketing

< Atrás

El neuromarketing es un paso más allá en la creación de campañas de marketing digital. Se trata de una ciencia que estudia el comportamientos de los clientes a la hora de comprar y consumir ciertos productos o servicios con técnicas neurocientíficas. De esta manera, consigue datos muy concretos sobre las conductas de consumo.

El origen del neuromarketing se centra en los años 90, cuando las grandes empresas empezaron a plantearse las razones del fracaso de sus estrategias de marketing. Después de trabajar con expertos en ciencias del comportamiento, concluyeron que todas las decisiones de los consumidores no son solamente racionales. El componente emocional también juega un papel muy importante, y los mensajes de marketing deben tenerlo en cuenta.

Las ventajas del neuromarketing

Recurrir a este tipo de marketing nos ayuda a:

  • mejorar la experiencia del cliente
  • estimular al cliente a conseguir el producto disfrutándolo con los 5 sentidos
  • ampliar el alcance y el procesamiento de la información ofrecida al cliente
  • crear recuerdos y experiencias emocionales positivas en el cliente

Tipos de neuromarketing

Para hacer neuromarketing debemos tener claro que las personas somos seres emocionales. Por lo tanto, conocer los estímulos que nos llevan a decidir una experiencia de compra es indispensable para conseguir el éxito en una promoción.

Partiendo de esta idea, el neuromarketing juega con elementos visuales, auditivos y olfativos para conseguir “convencer” al usuario de la necesidad de compra.

Los impactos visuales, el uso de sonidos y melodías, los olores y las experiencias táctiles sirven para que el consumidor cree en su mente una asociación de sensaciones e informaciones que le lleven a pensar en una marca concreta. Y esto se puede aplicar a todos los ámbitos del marketing. Incluso al diseño de comercios, cuyo espacio se puede acondicionar de manera que inspire emociones, se puede beneficiar del neuromarketing