Responsive

< Atrás

El diseño responsive es una técnica que posibilita la visualización adecuada de un site en diversos dispositivos, de ordenadores de mesa a tablets o móviles y portátiles.

En los últimos años, el responsive ha adquirido una gran importancia, ya que cada vez más usuarios nos conectamos a Internet a través de dispositivos móviles. Y, por supuesto, esperamos poder navegar con comodidad en la web deseada. Adaptar un site a los distintos tamaños de pantalla reduce la posibilidad de que el usuario abandone la navegación a medias por sentirse incómodo.

¿Qué es el diseño responsive?

Cuando hacemos este tipo de diseño, adaptamos la dimensión de cada elemento de la web y lo recolocamos de manera que se adapte al ancho de pantalla de cada dispositivo.

Una de las ventajas de esta opción de diseño es que facilita que los contenidos se compartan muy rápidamente, lo que ayuda en gran medida a conseguir una buena viralización.

¿Qué aporta?

La lista de ventajas que aporta el diseño responsive a una web incluye:

  • ahorro de tiempo y costes
  • eliminación del contenido duplicado en cada versión
  • todos los navegadores soportan correctamente el site
  • se crea una url única, que permite una indexación común de la página con todas sus versiones

Por supuesto, no podemos olvidar que este diseño proporciona una buena experiencia al usuario, sin importar el dispositivo que usa. Y esto es esencial para evitar que se vaya a otro site. Hay que recordar que si en 3 segundos de conexión desde el móvil la persona no ha conseguido ver la web correctamente, lo acabará abandonando en favor de la competencia.

¿Cómo se puede saber que un diseño responsive funciona correctamente? En Internet podemos encontrar diversos emuladores que nos permiten previsualizar qué aspecto tendría una web si se le hacen los cambios necesarios para que se pueda navegar por ella desde cualquier dispositivo.