Usabilidad

Usabilidad

< Atrás

La usabilidad de una web hace que los usuarios puedan interactuar con ella de manera fácil, cómoda e intuitiva. Para conseguir esto, es necesario que se diseñe pensando sobre todo en el usuario, no en la tecnología o la creatividad.

Para saber si una web tiene realmente esta característica analizamos sus funciones y herramientas. Igualmente, vemos la eficiencia de sus elementos y la efectividad en el cumplimiento de sus tareas.

Las necesidades del usuario

Aunque el diseño y las funcionalidades de una web evolucionan constantemente, no podemos olvidar que los usuarios necesitan encontrar la información que buscan de manera rápida y sencilla. Además, este contenido debe ser fácil de asimilar y entender por parte de cualquier persona.

Principales problemas de usabilidad

La lista de principales problemas de usabilidad de una web incluye nombres de categoría imprecisos y la distribución incorrecta de la información. De hecho, la mayoría de usuarios esperan encontrar una estructura semántica de los contenidos clara e identificable.

Además, los nombres de categorías y los enlaces de navegación deben ser fácilmente identificables y tener sentido por sí mismos. Es especialmente importante tener cuidado con que la información no acabe dispersa y sin conexión entre sí.

Igualmente, es importante asegurarse que la web tiene establecida una correcta jerarquía de subsecciones. También hay que evitar la existencia de enlaces rotos que puedan hacer que los usuarios salgan de la web.

Otro factor a tener en cuenta es el número de clics necesarios para que los usuarios puedan llegar al contenido. No podemos establecer una cifra concreta, pero hay que reducirlos al máximo sin dejar de conseguir el objetivo buscado.

Finalmente, para una buena usabilidad de una web no hay que introducir información poco clara u oculta sobre los productos o servicios. Es imprescindible que el usuario no tenga que hacer ningún proceso complejo para encontrar la información que busca.