¿Somos multimarca?

¿Somos multimarca?

Somos multimarca, es una realidad.  La obligación de una empresa de Marketing Digital que quiera hacer bien las cosas empieza por definir una estrategia digital efectiva y reflexiva. Y por tener en cuenta esta tendencia de consumo.

Es bueno empezar la estrategia digital conociendo el público recurrente de una marca y aquel espacio que ésta pudiera abarcar. Para ello, hay que conocer al detalle el buyer persona.
La realidad de hoy en día es que todos nos hemos convertido en multimarca y una estrategia digital debe tenerlo muy en cuenta.

multimarca y marketing
Móvil Samsung, televisión Sony, tablet LG, ordenador Asus…. pero hay más, tejanos Levi’s, jerseys Pull and Bear, zapatillas deportivas Adidas, reloj Swatch…. Si bien es cierto que muchas veces somos fieles a una marca, esto no significa que en realidad somos MULTIMARCA. Podemos o bien ser fieles con muchas marcas, por ejemplo unos pantalones que siempre te quedan bien, es fácil repetir marca en varias compras, o bien que no seamos fieles y seamos compradores ya sea de moda, de promoción, precio, tendencia, comodidad, estacionalidad…

Esto, lejos de ser una barrera para abordar nuevos clientes para una marca, debería verse como una oportunidad. Las marcas con una buena estrategia digital en marketing deberían ser capaces de seducir ni que fuera una vez a nuevos consumidores.

Multimarca y fidelización

Capítulo aparte merece la mención de la fidelización. A la hora de elegir una marca es un factor altamente determinante, pero debemos ver la oportunidad siempre dónde podemos encontrarla. Y el hecho de que seamos multimarca es una gran ventaja para los equipos de marketing que sepan aprovechar el lance.

Las empresas que deseen aumentar sus ventas siempre pueden recorrer dos caminos no excluyentes:

  • Alcanzar nuevos públicos
  • Aumentar ventas en los clientes fieles

Es bien sabido por todos que la capacidad de aumentar las ventas en un buyer persona fidelizado  es de un coste de adquisición menor que optar a un público nuevo. No obstante, los ciclos de vida de un cliente fidelizado nos enseñan que, tarde o temprano, finalizará nuestra relación con ellos. Es por eso que debemos siempre tener mentalidad de aumentar nuestra base de clientes y la multimarca es una oportunidad si sabemos dónde atacar.

Una de las maneras de abarcar nuevo público es armar una ofensiva a aquel público fidelizado de otra marca. Estudiar su comportamiento y ofrecer en el punto de vida exacto la promoción acertada para hacer que el concepto multimarca cobre vida y nos sirva de acicate.

No se trata nunca, bajo nuestro punto de vista, de desmerecer al rival, simplemente de demostrar que nuestra marca es mejor, ya sea en precio, en prestaciones, servicio post venta, etc. Al final, la clave es  intentar obtener una estabilidad de clientes para proceder a engrandecer la misma. La multimarca es una concepción más para redoblar esfuerzos primordiales.

Y tú,¿ ya sabes cómo atacar los multimarca?

Deja un comentario